Le cittá invisibili de Italo Calvino. Eudossia.


Via láctea.
"En Eudossia, que se extiende hacia arriba y hacia abajo, con callejas tortuosas, escaleras, callejones sin salida, tugurios, se conserva una alfombra en la que puedes contemplar la verdadera forma de la ciudad.
A primera vista nada parece semejar menos a Eudossia que el dibujo de la alfombra, ordenado en figuras simétricas que repiten sus motivos a lo largo de líneas rectas y circulares, entretejida de hebras de colores esplendorosos, la alternancia de cuyas tramas puedes seguir a lo largo de toda la urdimbre.

Pero si te detienes a observarla con atención, te convences de que a cada lugar de la alfombra corresponde un lugar de la ciudad y que todas las cosas contenidas en La ciudad están comprendidas en el dibujo, dispuestas según sus verdaderas relaciones que escapan a tu ojo distraído por el ir y venir el hormigueo el gentío.


Toda la confusión de Eudossia, los rebuznos de los mulos, las manchas del negro de humo, el olor del pescado, es lo que aparece en la perspectiva parcial que tu percibes; pero la alfombra prueba que hay un punto desde el cual la ciudad muestra sus verdaderas proporciones, el esquema geométrico implícito en cada uno de sus mínimos detalles.
Perderse en Eudossia es fácil: pero cuando te concentras en mirar la alfombra reconoces la calle que buscabas en un hilo carmesí o índigo o amaranto que a través de una larga vuelta te hace entrar en un recinto de color púrpura que es tu verdadero punto de llegada.

Cada habitante de Eudossia confronta con el orden inmóvil de la alfombra una imagen suya de la ciudad, una angustia suya, y cada uno puede encontrar escondida entre los arabescos una respuesta, el relato de su vida, las vueltas del destino.


Sobre la relación misteriosa de dos objetos tan diversos como la alfombra y la ciudad se interrogó a un oráculo. Uno de los dos objetos -fué la respuesta- tiene la forma que Los dioses dieron al cielo estrellado y a las órbitas en que giran los mundos; el otro no es mas que su reflejo aproximativo, como toda obra humana.
Los augures estaban seguros desde hacia ya tiempo de que el armónico diseño de la alfombra era de factura divina; en este sentido se interpreto el oráculo, sin suscitar controversias.

Pero del mismo modo tu puedes extraer la conclusión opuesta: que el verdadero mapa del universo es la ciudad de Eudossia tal como es, una mancha que se extiende sin forma, con calles todas en zigzag, casas que se derrumban una sobre otra en la polvareda, incendios, gritos en la oscuridad."

Le cittá invisibili de Italo Calvino. Eudossia.



Etiquetas: , , , , , ,

Arantzan zu?_Arantzazu Gaur!

Vidrieras de Alvarez de Eulate en Arantzazu.
A pesar de  los esfuerzos de la naturaleza por mantener el rigor y el tono del invierno, por fin este sábado tuvo lugar el taller "Arantzan zu?" en la Fundación Arantzazu Gaur, que es la encargada de interpretar este conjunto monumental dedicado a la devoción Mariana.
 
 

Aprovechando la oportunidad de conocer el fenómeno de primera mano y dotados de material para hacer apuntes, recorrimos el exterior y el interior de la Basílica, reparando allá donde cada uno desease dibujar. Esta manera serena de obsevar, cada vez contrasta más con la inmediatez de los métodos digitales, como la foto, que dominan también y que de un solo click, acaba con la paciencia del dibujante y no les deja siquiera pensar comodamente, en clave de dibujo.


Para abordar el proceso total de la obra en maqueta, se produjo una separación de roles, como en la verdadera obra, donde los pintores pudieron desarrollar una tarea de búsqueda personal, a través del color y unas temáticas religiosas de referencia, que influyeron vivamente en sus creaciones, poblandolas de cruces y demás, aun sin abandonar ese espíritu colorista y libre que acompaña a las más tiernas edades del hombre.


Por su parte el equipo de escultores buscó dar lo mejor de ellos mismos, en la ingente creación de pinchos que cubren la Iglesia para dotarle de carácter espinoso. Produjeron inmensas cantidades de escultura, hasta el punto de excederse ampliamente en la producción de la transestatuaria, del frente, con la piedad de la virgen y los apóstoles. Esta vez y a pesar del desapego Oteiciano al número doce, tuvimos finalmente estos doce canónicos amigos y ni uno más, ni uno menos.

Toda esta tarea de producción artística, encontró su sentido final en la obra de los arquitectos que siguiendo los pasos de los Arquitectos Laorga y Oiza, adoptaron todos los trabajos artísticos y los colocaron en su buena medida y lugar, haciendo de la basílica la verdadera obra total. Escultura, pintura, arquitectura y arte en general dominaron la mañana de sábado, con un taller inolvidable de construcción que repetiremos este año y al que os invitamos a participar. Desde maushaus os felicitamos a todos por esta labor, tan hermosa!!

Etiquetas: , , , , ,